Archivo de la categoría: Cine

El imaginario del Dr. Parnassus

Lilly ColeSi no te gustan las historias fantásticas, esta película no es para ti. Dirigida por Terry Gilliam y con un elenco lleno de estrellas, la cinta narra la vida del Dr. Parnassus (Christopher Plummer), un ser inmortal que tiene el poder de lograr que cualquier individuo, con sólo atravesar un espejo, se transporte a su propia imaginación. Aunque suena muy prometedor, este increíble paseo tiene su truco, y es que después de unos minutos de exploración en ese mundo aparentemente perfecto, la persona participante se enfrenta, sin saberlo, a tomar una decisión fundamental que cambiará su vida.
La explicación se remonta a un pasado muy lejano (y a una de las escenas más memorables del filme), cuando Parnassus era un monje dedicado a contar la historia que sostenía al Universo y sin la cual todo desaparecería. Un mal día se aparece el Diablo (Tom Waits), le demuestra en segundos que ha vivido engañado y lo corrompe fácilmente al apostar con él y darle poderes. A partir de ese momento, comienza el camino de perdición de Parnassus, pues a pesar de tener algunas victorias frente al Diablo, éste siempre resulta más astuto.
En el mundo actual, el Dr. Parnassus debe recurrir a la “farsa” y la burla de sus poderes para poder sobrevivir, ya que recorre las ciudades en un carro de circo, acompañado de Percy (Verne Troyer en la mejor actuación de su vida), Anton (Andrew Garfield) y Valentina (Lilly Colle), su única hija, de belleza incomparable, que está a punto de convertirse en un regalo para el Diablo, pues Parnassus, a cambio de la inmortalidad y juventud, le prometió que le daría cualquier niño que tuviera cuando cumpliera los 16.
Los días transcurren miserablemente pues el Diablo se ha aparecido para cobrar lo prometido y Parnassus está desesperado, pues ama a su hija. Al mismo tiempo, Valentina sueña con escapar y vivir una vida normal, mientras que Anton suspira por ella y trata de hacerle ver lo enamorado que está.  A 3 días de que se cumpla el plazo, la carreta se topa con un “invitado” inesperado, un hombre que está colgado en un puente y que rescatan a pesar de la negativa del Doctor. El “colgado”, (Heath Ledger en su última película), clama no recordar absolutamente nada de su pasado pero se une a la caravana para alegría de Valentina y desacuerdo de Anton, que presiente que el desconocido es una mala persona. Con la llegada de este nuevo ser, el Diablo vuelve a aparecerse y a tentar a Parnassus, pues le propone que el primero que consiga cinco almas, se queda con Valentina para siempre. El doctor acepta y pone manos a la obra, siendo su imaginario el lugar donde consigue las almas de los participantes, con la gran desventaja de que es en ese mismo plano donde el Diablo se aparece para tentar el débil espíritu de los humanos, fácilmente corrompible.
Así da comienzo una carrera contra el tiempo para salvar a Valentina, llena de reveses, trucos y sorpresas que mantendrán al espectador atento hasta el final.

Si bien mucha gente se ha quejado de la baja calidad de los efectos especiales y de la inclusión de actores como Johnny Depp, Jude Law y Collin Farrell para sustituir a Ledger después de su fallecimiento, Gilliam se arriesga a contar una historia poco común, con excelentes actuaciones de los personajes principales, que conmueven y logran la empatía del público. Así mismo, el director no trata de ocultar ni evitar la gran influencia que Monty Python dejó en su estilo, pues el filme se entrelaza de maneras poco convencionales, además de contar con algún número musical absurdo y usar el humor negro para retratar claramente la debilidad que el hombre siente ante tentaciones que seguramente le traerán consecuencias desastrosas. Una película que probablemente no pasará a la historia, pero sí muy recomendable para los que gustan del género y una de mis favoritas en lo que va del año.

1 comentario

Archivado bajo Cine

Esquizofrenia (Deadline)

EsquizofreniaAntes de fallecer, Brittany Murphy esperaba el estreno de dos películas que pasarán a la posteridad como las últimas de la actriz. Una de ellas es Deadline, thriller de horror psicológico que, desafortunadamente, resulta bastante flojo.
El filme, escrito y dirigido por Sean McConville, narra la historia de Alice (Murphy), una joven escritora que después de atravesar por una crisis emocional, decide recluirse en una vieja casona para terminar su novela a tiempo sin que nadie la moleste. Poco después de haber llegado, la protagonista comienza a experimentar situaciones tenebrosas, como escuchar pasos en la casa o descubrir mensajes extraños en su computadora, por lo que realiza un recorrido alrededor de la vivienda, encontrándose con un ático (típico de las películas gringas) lleno de muebles viejos que los antiguos habitantes solían usar. De todas las pertenencias que encuentra, Alice rescata una caja con videos caseros que se convierten en su obsesión, pues son las grabaciones de una pareja formada por Lucy (Thora Birch) y David (Marc Blucas), antiguos dueños de la casa. Conforme la escritora se familiariza con los videos, continúan sucediendo cosas inexplicables con mayor intensidad, por lo que decide llegar al fondo del asunto, antes de que pierda la cordura.
Aunque la muerte de Murphy resulte lamentable, no se le consideraba como una buena actriz, y en esta película no logra convencer al espectador de su fragilidad mental, factor clave en la cinta, pues de él depende que el guión cobre  sentido en el desenlace.  Éste último resulta forzado y no satisface a los fans del horror, ya que es un intento por darle un giro inesperado a la historia, que se queda en lo predecible.
LucyEn cuanto a las actuaciones de reparto, no son nada espectacular, destacando la de Thora Birch, que en su papel de Lucy logra robarle cámara a Murphy.
La cinta tiene un ritmo aceptable, con efectos especiales que si bien no impresionan, tampoco se ven de mala calidad.  El director cuenta con algunos aciertos al no ocupar las mismas tomas de siempre para los momentos cliché del terror, logrando engañar al espectador al menos en esos segundos.
Deadline o Esquizofrenia, como fue traducida en México, es una película apta para verse en miércoles o para encargársela al pirata de confianza.

Deja un comentario

Archivado bajo Cine

El cuarto contacto

Poster de la películaEl fin de semana pasado se estrenó en cartelera el thriller “The fourth kind”, que fue escrita y dirigida por Olatunde Osusanmi, y que cuenta con las actuaciones de Milla Jovovich, Will Patton y Elias Koteas en los papeles principales.
La historia se desarrolla en un pequeño poblado de Alaska, Nome, donde existe un alto índice de desapariciones que no han sido resueltas, además de que gran parte de la población sufre de insomnio. Bajo estas condiciones, la Dra. Abbey Tyler (Jovovich) realiza una investigación con varios sujetos de estudio, los cuales coinciden en un detalle que llama la atención de la psicóloga, todos han visto a una lechuza que los observa fijamente cuando despiertan a mitad de la noche sin razón aparente. Después de realizar varias entrevistas y documentarlas en video, la doctora descubre alarmada que una vez hipnotizados, los pacientes entran en estados de terror y pánico, pero no son capaces de recordar ni explicar qué o quién les provocó esa reacción. Cuando Tyler experimenta en carne propia lo mismo que sus pacientes, decide llegar al fondo del asunto sin importar cuáles sean las consecuencias, encontrándose con algo que va más allá de lo humano y enfrentándose a la desaprobación del Sheriff (Patton) y a la incredulidad de su colega, el Dr. Campos (Koteas).
Al mismo tiempo, se puede conocer un poco de la vida privada de la doctora, cuyo esposo fue supuestamente asesinado, dejándola a cargo de dos niños con los que no mantiene muy buena relación.

La verdadera Abbey TylerAcostumbrados a ver a Jovovich en papeles de acción, su actuación dramática no resulta convincente, de hecho, se puede decir lo mismo de todos los involucrados en el filme, sin embargo, la película cuenta con elementos rescatables, principalmente, la novedosa manera en que fue realizada. Mezclando las grabaciones originales de la investigación con las dramatizaciones de los actores y los testimonios de la verdadera Dra. Tyler, cuya apariencia es alarmante, la cinta resulta visualmente atractiva y a ratos, atemorizante.  Aún así, el público puede sentir que al final, no se llega a ninguna conclusión importante ni se demuestra que seres extraterrestres hayan sido los causantes de las desapariciones y la psicosis de los sujetos de estudio, malogrando la premisa del thriller. En definitiva, “El cuarto contacto” no pasará a la historia del cine de ciencia ficción y se convertirá en otra película que crea gran expectativa por estar basada en hechos reales, pero que se muestra mediocre.

Deja un comentario

Archivado bajo Cine, Popular culture