Archivo de la etiqueta: cine

El lenguaje de los machetes

ImageRay (Andrés Almeida) y Ramona (Jessy Bulbo) son una pareja poco convencional. El primero, ¿activista? del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y la segunda, rockera con un padre desaparecido en la guerra sucia de los setenta, viven una relación llena de altibajos. Mientras Ramona desea tener un hijo, Ray planea un drástico acto revolucionaro como único alivio a la deprimente realidad. Entre toquines, manifestaciones y un viaje relámpago a la playa, uno y otro intentarán convencerse de abandonar sus deseos para permanecer unidos. Al mismo tiempo, Ray será objeto de numerosos prejuicios por pertenecer a la clase media alta, mismos que incrementarán su anhelo por desaparecer.

De eso trata la ópera prima de Kyzza Terrazas, joven cineasta que trabajó durante varios años en la casa productora Canana, y que escribió el guión de “Déficit“, debut de Gael García como director.

Si bien la cinta tiene su mérito, pues fue levantada con un ajustado presupuesto, no está bien lograda. La postura izquierdista de la pareja se siente superficial; el acto revolucionaro y radical, que consiste en hacerse estallar en la Basílica de Guadalupe, muy forzado e incluso ingenuo; la desesperación de Ray por haber nacido en el círculo “opresor”, poco aterrizada. Al final no pasa nada, y como expectador, abandonas la sala confundido e insatisfecho. Kyzza se atrevió a hacer algo diferente, pero se quedó muy corto. Sus personajes son estereotipos y las dinámicas sociales en las que se involucran resultan burdas frente a la complejidad de las mismas en la vida real. Otro problema es el nombre. ¿Qué les dice “El lenguaje de los machetes”? ¿No los predispone a ciertas temáticas o tendencias políticas? En conferencia de prensa, el director explicó que no quería hacer referencia a la izquierda mexicana, sino a lo tajante y agresiva que puede ser una relación como la de Ray y Ramona. OK, eso tiene más sentido pero, desafortunadamente, esto no lo va a saber el público.

En fin, aunque la película tiene problemas importantes, no todo es malo. La musicalización es impecable y las atmósferas están bien creadas. Jessy Bulbo debuta como actriz y lo hace muy bien. Del mismo Kyzza me parece admirable haberse aferrado a esta historia que cocinó desde el 2001 y que apenas llegará a la pantalla grande.
El público joven seguro se sentirá identificado con el descontento de los protagonistas, haciendo posible la reflexión sobre la situación social en la que viven, sea ésta favorecedora o todo lo contrario. El público maduro podrá recordar sus épocas más rebeldes. Todos podrán rescatar algo del filme, pero insisto, no termina de cuajar.

Acá dejo el trailer para quien guste echar un vistazo. Si se animan a verla en lugar de “Hombres de Negro 3”, espero sus valiosas opiniones…

http://www.youtube.com/watch?v=Br_hCAlgUsU

Deja un comentario

Archivado bajo Cine, Culture, Personal, postmodernism

50/50

Siempre he pensado que una de las grandes ventajas de ser mujer es el derecho a ser cursi. Llorar con películas de Disney, atascar el cuarto de color rosa, pintar corazoncitos en los cuadernos, mandar notitas a la menor provocación y tener serias revelaciones de vida a consecuencia de momentos que otros considerarían insignificantes.

Ayer experimenté esto último mientras disfrutaba de “50/50”, película de Jonathan Levine que retrata los cambios en la vida de Adam (Joseph Gordon-Levitt), un joven de 27 años que es diagnosticado con cáncer.

El impacto ocurre poco después de iniciada la película, y resulta sorprendente, además de agradable, que el personaje principal no sufra una transformación inmediata, (y ya muy vista) en la que pretenda comerse al mundo en el tiempo que le queda de vida. Más apegada a la realidad, la historia se desarrolla con buen ritmo, y muestra de forma ligera pero creíble las reacciones de aquellos que rodean a Adam, destacando  el mejor amigo, Kyle (Seth Rogen), quien escupe toscos chistes en las situaciones más sensibles, y Katherine (Anna Kendrick), joven e inexperta terapeuta que incomoda invariablemente a su nuevo paciente gracias a su torpeza y nerviosismo.  

Vale la pena mencionar el soundtrack, pues resulta muy adecuado además de emocionante, con temas como “High and Dry” de Radiohead, “Yellow ledbetter” de Pearl Jam y la clásica “To love somebody” de los Bee Gees.

Con la dosis adecuada de romance, comedia y drama, “50/50” se perfila como una de las imperdibles para este febrero. Véase acompañada de los respectivos pañuelos desechables, palomitas jumbo y hombre grandote* a quien abrazar cuando llegue el desenlace de esta linda película, que definitivamente me puso a reflexionar sobre lo que he estado haciendo mal con mi vida.

* Si son chaparritas (os), pueden conseguirse a un hombre /mujer de menor tamaño.

 

2 comentarios

Archivado bajo Cine, Personal, Popular culture