Archivo de la etiqueta: convenciones sociales

Instrucciones para comer

  1. En la privacidad de su hogar, designe un lugar para realizar el ritual. Puede ser una mesa, pero también su cama, un sillón, el excusado o el piso. Lo importante es que se sienta cómodo.
  2. Asegúrese de que nadie pueda verlo. Cierre puertas, ventanas y cortinas. No conteste llamadas ni mensajes. No permita que nadie lo interrumpa.
  3. Elija uno, dos, tres o los platillos que se le antoje probar, no hay límite. Pueden ser sopas, aperitivos, postres, golosinas o botanas. No olvide las bebidas para acompañar. El menú puede ser exótico, familiar, desconocido o aterrador, usted decide.
  4. Olvídese de servilletas, manteles y delantales. Tampoco se moleste en utilizar cubiertos. Tome un puñado de alguno de sus alimentos y atásquelo en su boca. Su única preocupación debe ser no morir atragantado, y es que usted apenas comienza a vivir. Mastique al ritmo que desee y procure absorber cada sabor con su lengua. Lo ideal sería sentir el proceso con intensidad. Si es un líquido, beba la cantidad necesaria hasta que le sea imposible olvidar lo que ha pasado por sus labios. Puede hacer buches o gárgaras si le parece divertido.
  5. Si lo que está comiendo o bebiendo le desagrada, no dude en escupirlo con brusquedad. Recuerde que no hay necesidad de quedar bien con nadie. También puede escarbar entre sus dientes si es que algún residuo de comida le provoca particular molestia. Si no es el caso, sólo deje ser al “intruso”.
  6. Repita el proceso con todas las opciones de su menú hasta que se haya saciado. Quítese el cinturón, desabotone el pantalón o deshágase de las medias si siente alguna opresión. Deje que su estómago respire y descanse con libertad. Eructe con fuerza y sonoridad sin pedir perdón después.
  7. Sonría y disfrute del momento. Échese, siéntese o párese. No luche contra esa somnolencia que seguramente se apoderará de usted. Ha comido intensamente y merece un descanso.

* Inspirado en “Instrucciones para llorar” de Cortázar.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Journal, Personal